Maruja Abanto, 27 años llevando el arte a los adultos mayores

  • Desde 1991 la artista bellasartina dirige el Taller Camino a la Felicidad, que busca dar a los adultos mayores de ascendencia japonesa una mayor calidad de vida a través de la pintura.

Desde hace 27 años, la artista bellasartina, Maruja Abanto dirige, en el Centro Cultural Peruano Japonés, el taller  ‘Camino a la Felicidad’, quien a través del arte, busca dar una mayor calidad de vida al adulto mayor de la comunidad japonesa en el país.

Sus alumnos tienen una edad en promedio de 75 años y la gran mayoría no tiene experiencia en arte. “Son muy pocos lo que han tenido conocimientos previos. Tenemos el caso de un alumno de Bellas Artes de los años 50 y 60, el doctor Koba Murakami, pero la mayoría, casi 99% no ha tenido conocimientos previos”, asegura  Maruja Abanto, egresada de la promoción 1986 en la especialidad de Pintura.

“Hemos sido invitados a diferentes países, dónde también hay colonias de migrantes japoneses. Argentina, Chile, Brasil, dos veces, Paraguay, Bolivia, y en esas exposiciones llevamos los cuadros de los alumnos y ellos dan su testimonio de cómo el ejercicio de la pintura ha cambiado sustancialmente sus vidas, se han conectado con el presente y han tenido un proyecto de vida a través de la pintura”, señaló.

Abanto, egresada de la carrera de Artes Plásticas y Visuales  además es Doctora en Ciencias de la Educación, destacó lo aprendido en sus años en la Escuela de Bellas Artes, asegurando que no solamente le dio el aprendizaje en cuanto al arte o lo estético, sino que le brindó las herramientas para trabajar en cualquier medio.

“La Escuela nos marcó, no solamente con lo que es el aprendizaje del arte, lo estético, el objeto bello a través de las diferentes técnicas, sino nos da muchas herramientas para trabajar en cualquier medio. Si nosotros como egresados de bellas artes sabemos que el arte es fundamental para nuestras vidas, también validamos que puede ser necesario y de gran trascendencia y de realización humana para los adultos mayores, porque la mayoría de nuestros alumnos han tenido una vocación postergada”.

Maruja Abanto, actual presidenta de la Asociación Peruana de Artistas Visuales (ASARVIPE), señaló que, en honor al Centenario de la Escuela de Bellas Artes, se viene exponiendo en la Biblioteca Nacional del Perú, sede Centro, la muestra “Salón Bellas Artes: 100 años de Academia, Identidad e Innovación”.

“La Escuela es muy importante porque trabaja con lo íntimo del ser humano, yo creo que formativamente y como producto es muy, muy importante; toca la sensibilidad, no tanto el tener sino el ser”, finalizó.

DATO

El éxito de este taller es tal que los trabajos de sus alumnos han sido expuestos en el extranjero y los adultos mayores e invitados a dar testimonio del poder del arte que trasciende lo estético.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *