Estudiante de Conservación y Restauración gana concurso Diario de Confinamiento con proyecto “La vida más allá de la muerte”

María Claudia Ramos fue una de las ganadoras de la convocatoria “Diario de Confinamiento” organizado por la Municipalidad de Lima, dirigida a artistas visuales con el objetivo de generar una crónica visual sobre el Covid-19, el cual obligó al gobierno a decretar aislamiento social en todo el país, impactando en los procesos creativos de los artistas.

La estudiante de la carrera de Conservación y Restauración presentó el proyecto “La vida más allá de la muerte”, con el cual busca documentar cómo la comunidad shipiba que vive en Cantagallo ha sobrellevado el impacto de esta pandemia.

“El proyecto que presenté trata sobre la realización de un libro de artista que contiene fotografías de mi autoría realizadas en la comunidad de Cantagallo, registrando cómo actualmente viven la pandemia y a lo que se enfrentan día a día, su cotidianeidad”, señaló María Claudia Ramos.

La estudiante de Bellas Artes destacó el hecho que eligió a esta comunidad, además como una forma de encontrarse con sus propias raíces, debido a su ascendencia amazónica por parte de su abuela.

“Elegí la comunidad de Cantagallo porque a pesar de estar en el Centro de Lima viven en una situación sanitaria precaria. Otro de los factores que me motivó fue el encontrarme con mis raíces, porque mi abuela dejó su pueblo en la Amazonía desde los 13 años y dejó un vacío entre sus hijos y sus nietos. Esa poca vinculación con mis raíces indígenas fue lo que me llevó a tomar las fotografías y conocer su situación actual”, comentó.

“Además, la idea de compartir esas dos culturas, la ancestral y la occidental porque su cosmovisión misma les hace tener mucha relación con las plantas, la medicina natural y eso me llama mucho la atención”, agregó.

María Claudia relaciona además este proyecto con “Tacora”, el cual fue registrado de manera fotográfica en esta zona de Lima y que fue uno de los ganadores de la convocatoria de Proyectos Artísticos realizado por la Escuela de Bellas Artes por las celebraciones del Centenario.

“Cuando realicé el proyecto de Tacora, lo hice porque yo he compartido ese espacio, mi familia ha crecido ahí. Lo que me llama a realizar este proyecto es un poco de memoria familiar, por mi abuela, con cuyas raíces y cosmovisión amazónica yo no he tenido contacto”, señaló.

“Mi motivación es que las personas se acerquen un poco más a esta comunidad, que las personas se enteren que hay una comunidad shipiba en el Centro de Lima, que está resistiendo a esta pandemia a través de su medicina natural que muchas veces nosotros dejamos de lado y que a ellos les está ayudando”, finalizó.

Cabe señalar que los proyectos realizados por los cinco artistas de Bellas Artes, junto con los otros cinco seleccionados, formarán parte de una exposición virtual organizada por la Municipalidad de Lima.