El patrimonio cultural de Bellas Artes

Cercana a celebrar su primer centenario, la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú (Ensabap) emprende por primera vez la ardua e importante tarea de realizar el registro e inventario de los bienes patrimoniales y objetos culturales que se encuentran en todas sus sedes. Con ello, se dio inicio a la primera etapa de un proyecto que busca reconocer y poner en valor el patrimonio cultural de esta casa superior de estudios.

Según Lorena Olazábal Furuya, responsable del inventario y especialista en Patrimonio Cultural, el proyecto surge como iniciativa de la dirección general y consiste en el registro de los bienes patrimoniales y de los objetos de interés cultural, de índole histórico y artístico, que tiene la Ensabap. “Para la institución es importante saber la cantidad, tipología, ubicación y estado de conservación de los bienes que tenemos” explicó Olazábal.

Lorena muestra los mates burilados que forman parte del patrimonio cultural de esta institución

Diversidad y valor histórico

Hasta el momento se ha inventariado cerca de 300 bienes, ubicados en las sedes central, Casa Canevaro y Centro Cultural, la mayoría de ellos son pinturas, esculturas, muebles, material etnográfico, bienes arqueológicos (Fragmentos de textiles y piezas de cerámica) y Arte Popular (Mates burilados, retablos, baúles de cuero, figurillas de pasta de papa cocida con yeso y de tela encolada). También se considera como bienes patrimoniales a los ambientes y las piletas de todas las sedes de esta institución, los que han sido reconocidos como Patrimonio Cultural de la Nación.

El valor histórico de la colección de bienes de esta casa de estudios es incalculable sobre todo en el caso de las esculturas porque son réplicas de los originales griegos, romanos y renacentistas; además, actualmente, ya no se realizan ese tipo de reproducciones. “Nosotros tenemos bienes únicos en su tipo. Con relación al valor monetario de la colección, existen métodos de tasación para calcular ello, pero todavía no hemos llegado a esa instancia; aunque me atrevo a decir que es bastante alto” señaló Olazábal.

Importancia del inventario

“Si no tenemos un registro y/o inventario de los bienes que hay en la institución, no podremos saber si en algún momento se pierde o se deteriora alguno, lo que ocurre mucho cuando hay mudanzas o en el caso de la sustracción deliberada por parte de terceras personas. Así, el problema en esas situaciones es que no podremos estimar la cantidad de bienes que la Escuela pierde y ha perdido” explicó Lorena Olazábal.

En esta etapa, a pesar de la cantidad y diversidad de bienes identificados, el problema es que la mayoría de esas piezas están descontextualizadas; es decir, no se sabe su procedencia ni cómo llegó a la Escuela. Así, el registro también es importante porque permite reconstruir la historia de cada bien. Según Olázabal, “en teoría todos los bienes deberían tener una información adicional que permita conocer de dónde proviene y su historia; pero hasta el momento no se ha encontrado ni actas de ingreso ni fichas de registro que hayan sido realizadas anteriormente por lo que muchas de las piezas tienen que ser contextualizadas de acuerdo a un análisis estilístico e histórico”.

Colección Bellas Artes  

Con relación al futuro de los bienes culturales de la Ensabap, Lorena señala que “lo ideal sería es que la colección se muestre a nuestros estudiantes, a toda la comunidad bellasartina y al público interesado, para que conozcan cuál es la historia de nuestra institución y qué es lo que poseemos como tal, sobre todo porque ya estamos cerca a los 100 años”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.