El frontis de la Escuela de Bellas Artes de Lima, una joya arquitectónica

Hace unos meses, el Área de Patrimonio Artístico y Cultural realizó trabajos de conservación del frontis de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, diseñado y construido por el arquitecto y escultor español Manuel Piqueras Cotolí en 1924, a pedido de Daniel Hernández Morillo, primer director general de esta institución. Una joya arquitectónica poco conocida, ubicada en la cuadra seis del jirón Ancash en el Centro Histórico de Lima.

Joya arquitectónica de estilo neoperuano    

Manuel Piqueras Cotolí diseñó el frontis de Bellas Artes, combinando elementos prehispánicos con elementos del barroco español, características del denominado estilo neoperuano: por ello, lo consideraba “como un intento preliminar de formular una nueva arquitectura peruana” (García 2003: 124). Así, según Juan Manuel Ugarte Eléspuru, “Piqueras Cotolí levantó una estructura en la cual lo barroco español y la majestad de lo indígena se entrelazan para crear un conjunto severo que tiene en su prestancia sólida y elegante poca relación con el grácil espíritu monástico español y a la barroqueña grandeza de la arquitectura incaica.” (Ugarte Eléspuru 1970).

Entre los elementos que componen la portada, resaltan las figuras antropomorfas y míticas, como Wiracocha, el dios del báculo, cuya cabeza está sostenida por el Escudo Nacional de nuestro país en lo alto de la entrada a la Escuela. Las reminiscencias a las culturas Chavín y Tiahuanaco también están presentes en toda la fachada, aunque especialmente en el frontis; así, se puede apreciar en la puerta cuatro columnas decoradas con figuras de serpientes, felinos, flores y antropomorfas.

La iconografía indígena constituye en gran parte la ornamentación de la fachada, como su contorno que está enmarcado por la figura de una serpiente que se extiende desde la puerta principal hasta los extremos del frontis, así como las figuras geométricas. Según García Bryce “el juego de simetrías y asimetrías, de énfasis y vacíos contrastantes, constituye uno de los atractivos de esta original fachada, que se distingue también por el acertado uso de los materiales: el ladrillo y el cuarzo (que sustituye a la piedra), que lucen sus colores cálidos y sus texturas rugosas” (García 2003: 122).

 

Manuel Piqueras Cotolí y la arquitectura neoperuana

Manuel Piqueras Cotolí (España, 1885-Perú, 1937), arquitecto y artista plástico español, fue el primer profesor de Escultura de esta Casa Superior de Estudios, cargo que ejerció hasta 1930. Fue un “entusiasta propugnador de una arquitectura neoperuana” (Huerto 2008:43), corriente creativa que promovía la reunión de elementos de la tradición prehispánica y del arte español en el proceso de creación artística. Este estilo fue incorporado en dos importantes estructuras arquitectónicas diseñadas por él: La fachada de la Escuela Nacional de Bellas Artes (1924) y el Pabellón del Perú en la Exposición de Sevilla, España (1928).

Fuentes:

HUERTO Wong, José. Huellas de Bellas Artes. Reseña histórica 1917-1999.

2000

GARCÍA Bryce, José.

2003    La arquitectura de Manuel Piqueras Cotolí. En MUSEO DE ARTE DE LIMA. Manuel Piqueras Cotolí (1885-1937). Arquitecto, escultor y urbanista entre España y el Perú.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.