BELLASARTINOS EMBLEMÁTICOS: ENRIQUE GALDOS RIVAS

Enrique Galdos Rivas nació el 2 de julio de 1933 en Lima. Se interesó por el dibujo a temprana edad. En 1953, ingresa a la Escuela Nacional de Bellas Artes. Durante su etapa estudiantil, tuvo como maestro en dibujo a Germán Suárez Vértiz; en pintura, a Sabino Springett y en grabado, a Juan Manuel Ugarte Eléspuru, quienes consolidaron la rigurosidad del oficio pictórico y el trabajo por el color brillante en sólidas composiciones.

En 1959, Enrique Galdos Rivas termina sus estudios y es galardonado con la medalla de oro, entregada por Juan Manuel Ugarte Eléspuru, Director General en ese entonces de la Escuela Nacional de Bellas Artes. Posteriormente, tras su debut artístico, Galdos empieza a ganar diversos premios. En 1960, es becado por el gobierno de Brasil para realizar estudios en ese país. Por entonces, su obra ya se caracterizaba por el uso del color luminoso e intenso, que resolvía en complejas composiciones de corte abstracta y figurativa en clave cubista, con un sentido de la descomposición y estilización de la forma.

Entre 1960 y 1962, ejerció como docente en el Instituto Art Center. En 1967, gana una beca para estudiar técnicas de especialización de grabado en Argentina. En 1968, empieza a trabajar en su alma mater, la Escuela Nacional de Bellas Artes, como docente de los cursos de Dibujo y Pintura, cargo que ocuparía hasta 1990, en donde sería designado Profesor Emérito en 1995.

Enrique Galdos Rivas ha recibido numerosos premios y condecoraciones, entre las que resaltan el II Premio Municipalidad de Lima (1960), Mención Honrosa en la VII Bienal de Sao Paulo (1963), la V Premio II Bienal Americana de Arte, Córdova, Argentina (1964) y el I Premio Sesquicentenario de Lima (1971). Ha representado al Perú en la Bienal de la Juventud de París (I, II y IV) (1959-61-65), en la VI, VII y VIII Bienal de Sao Paulo; así como en las Bienales de España, Puerto Rico, Italia, Holanda, EE.UU, China y Argentina.

Galdos Rivas ha cimentado una sólida trayectoria pictórica y ha explorado diversas técnicas, logrando una riqueza pictórica y brillantes armonías cromáticas con predilección hacia los cálidos. Por ello, es conocido con el apelativo de “El mago del color”.  Sus cuadros son reconocibles por la luminosidad brillante y libre del color, la composición y las temáticas que dialogan con la iconografía precolombina Chimú y Nazca, el textil, y temas clásicos como el bodegón, el desnudo y el retrato. Algunas de sus obras más destacadas son: Vestigios II (1998), Arca de colores (1983), El paraíso (1993), Un encuentro con el pasado (2001), Armonía cálida (1978), Trans I (1978) y Mas allá también hay color (2012).

Por todo lo expuesto, la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, cercana a celebrar el Centenario de su creación ha visto necesario reconocer su propia historia institucional y decide otorgar la “Medalla de Honor Daniel Hernández” -máxima condecoración institucional- a este trascendental artista, por su contribución al arte y la cultura de nuestra institución y de nuestro país.

 Obras de Enrique Galdos Rivas 

Guacamayos (1997)

07-guacamayos-1997

Ventana a la fantasía (2006)

08-ventana-a-la-fantasia-2006

Ritmo II (1985)

ritmo2_1985

Resplandor (2008)

resplandor-2008

Nasca II (2008)

nasca-ii-2008

Ritmo I (1982)

ritmo-i-1982