Bellasartino Giovanni Tazza realiza proyecto en honor a los héroes anónimos de la pandemia

Teniendo como contexto la pandemia del Covid 19, lo cual viene afectando a miles de peruanos y lo cual a su vez ha colocado a muchos de ellos como actores decisivos para afrontar esta batalla por la salud y la supervivencia, Giovanni Tazza, artista visual y actualmente ilustrador en el Diario El Comercio, ha desarrollado una intervención en el espacio público que busca ser una manifestación de homenaje y respeto para estas personas. 

La intervención artística denominada “un solo latir” se instaló en el parque Kennedy de Miraflores y rinde homenaje a los héroes anónimos, como médicos, enfermeras, policías, agricultores, profesores entre otros, que desde el inicio de la pandemia han luchado por frenar el avance del covid y que lamentablemente perdieron la vida.

“La idea principal nació tras el primer mes de confinamiento. Tenía la necesidad de hacer una pieza en un formato más grande de lo que suelo trabajar normalmente, como son las ilustraciones digitales o pinturas, y pensé en usar materiales que nunca antes había hecho y que se pueda ver desde el cielo, y que pudiera ser registrado  y transmitido por otros medios también. Una vez que tuve un boceto, comencé a buscar los permisos necesarios”, señala Giovanni.

“La instalación es una especie de corazón gigante formado por materiales reutilizados y por telas de diferentes colores. De este órgano salen las arterias donde se han pegado las fotografías de estos héroes anónimos. La instalación plantea la muerte, el duelo y el renacer”, comentó el artista.

Contó con la ayuda de su familia, sobre todo de su hermana Fiorella, quien es Directora de Arte y estuvo a cargo de la composición de la instalación y también colaboró su padre, quien es médico y uno de los principales motivadores para la elaboración de este proyecto.

El padre de Giovanni es médico de emergencias y su madre es enfermera. Ellos son mayores de 60 años y según menciona, un primer motor era el temor de que ellos pudieran volver a trabajar, pues a pesar de que ambos tenían licencia por edad, tenían ganas de trabajar porque es su profesión. “Por eso, el trabajo que realizan los profesionales de primera línea nos afectó porque en este caso, son personas cercanas a nosotros”, agregó.

“Es un momento sensible, por lo que cada pieza que forma parte de la instalación toma un valor relevante, incluso con la elección de fotografías. Se pensó mucho en que tal vez los familiares no tomarían a bien el uso de las imágenes de los fallecidos, pero nosotros buscamos dar un sentido alentador, sobre todo porque los permisos los obtuvimos justo para fiestas patrias, y el público lo ha tomado así. Hemos recibido muchos mensajes positivos y de aliento”, declaró Giovanni Tazza.

“Tuve el apoyo de Topitop para obtener las telas y de El Comercio para las gestiones y, además, que me permitieron usar su archivo fotográfico. Es un compendio de fotos que reunieron a lo largo de cuatro meses, desde que se inició la pandemia”, finalizó nuestro egresado.